El Diario Oficial de la Comunidad Valenciana publica hoy, 7 de abril, la ORDEN 10/2017, de 14 de marzo de 2017, de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, por la que se aprueban las bases reguladoras de las ayudas para fomentar una pesca y una acuicultura sostenible en la Comunitat Valenciana.

El Reglamento (UE) número 508/2014, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativo al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) establece las medidas financieras de la Unión para la aplicación de la política pesquera común, de las medidas relativas al derecho del mar, del desarrollo sostenible de las zonas pesqueras y acuícolas y de la pesca interior, así como de la política marítima integrada.

Por otra parte, el Reglamento (UE) número 1303/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, establece las disposiciones comunes para los fondos estructurales y de inversión europeos entre los que se encuentra el FEMP.

El Programa operativo para España del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca 2014-2020, ha sido aprobado por decisión de ejecución de la Comisión de 13 de noviembre de 2015. Los criterios de selección para la concesión de las ayudas en el marco del Programa operativo del FEMP han sido aprobados por el comité de seguimiento del FEMP.

El sector pesquero de la Comunitat ha de afrontar los grandes retos que le supone su adaptación a la nueva política pesquera común y dispone con el FEMP de una herramienta de gran valor para alcanzar el grado de competitividad que la sociedad actual le exige. Bajo la premisa de lograr un sector sostenible económica social y medioambientalmente se ha preparado estas bases reguladoras que incluyen importantes novedades, como es la incentivación de la diversificación y nuevas formas de ingresos, apoyando actividades complementarias a la actividad pesquera, entre las que se pueden incluir inversiones a bordo, turismo de pesca deportiva, restaurantes, servicios medioambientales y actividades educativas relacionadas con la pesca.

Se proporcionará ayuda inicial a jóvenes pescadores favoreciendo el acceso a la propiedad del primer buque de pesca para la creación de empresas. Las inversiones en salud y seguridad destinadas a mejorar las condiciones de trabajo de los pescadores.

Las inversiones que limiten el impacto de la pesca en el medio marino y favorezcan la adaptación de esta actividad a la protección de especies y la protección y recuperación de la biodiversidad y de los ecosistemas marinos, como la recogida de residuos del mar.

También se incentivarán medidas de eficiencia energética y mitigación del cambio climático, tanto mediante inversiones a bordo como mediante auditorías y estudios energéticos, incluyendo la sustitución o modernización de motores.

En cuanto al producto obtenido, se favorecerán inversiones a bordo que incrementen su valor y su calidad, así como inversiones que permitan a los pescadores llevar a cabo su transformación y comercialización.

No podemos olvidar la necesidad de modernizar y adecuar algunos puertos y lonjas, favoreciendo inversiones que incrementen el control de los productos desembarcados y mejoren su calidad, que aumenten la eficiencia energética de estas instalaciones, que contribuyan a la protec- ción del medio ambiente o que mejoren la seguridad y las condiciones de trabajo. También se tendrán en cuenta inversiones que faciliten el cumplimiento de la obligación de desembarque de ciertas capturas o que aumenten el valor de componentes infrautilizados de la captura.

Al objeto de asegurar la sostenibilidad económica social y medioambiental de la Pesca y de la Acuicultura de la Comunitat en un mercado extremadamente agresivo, resulta necesario establecer las disposiciones reguladoras para conceder ayudas a la comercialización y transformación de los productos de la pesca y de la acuicultura a fin de conseguir una mejor comercialización, mejorar al máximo su calidad y el valor añadido, realización de estudios de mercado, mejorar la promoción de productos sostenibles.

También se llevarán a cabo actuaciones encaminadas a la obtención de nuevos productos, procesos, presentaciones y envases adaptados a las necesidades del consumidor final.

Se hará hincapié en mejorar la información que llega al consumidor final implantando medidas que mejoren la trazabilidad del pescado y la diferenciación de nuestros productos, evidenciando ante el consumidor sus características intrínsecas y valores diferenciadores, de forma que hagan posible su discriminación positiva en el acto de compra; se fomentará la realización de campañas de comunicación y promoción.

Del mismo modo se apoyará a un sector transformador competitivo e innovador, capaz de dar salida comercial a capturas de pescado que no puedan destinarse a consumo en fresco generando nuevas oportunidades para producciones concretas o excedentes ocasionales, a reducir el impacto de la industria transformadora en el Medio Ambiente, favoreciendo el ahorro energético y el tratamiento de residuos. Se incentivarán las mejoras de las condiciones de seguridad e higiene de los trabajadores.

También se fomentarán las inversiones destinadas a satisfacer las necesidades del consumidor final, y que contribuyan a abrir nuevos mercados a través del desarrollo de nuevos productos, procesos o siste- mas de gestión y organización.

Este nuevo marco normativo supone la derogación de la Orden de 26 de noviembre de 2007, de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación por la que se establecen normas de ordenación y de ayudas en el sector de la pesca y la acuicultura y sus posteriores modificaciones en lo referente a ayudas en el sector de la pesca y la acuicultura.

La Comunitat Valenciana tiene atribuidas competencias en ordenación del sector pesquero, siendo la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural la competente para la tramitación de las ayudas comunitarias en esta materia.

El texto completo puede consultarse en este enlace