La Resolución de 22 de diciembre de 2016, de la Dirección General de Recursos Pesqueros y Acuicultura, para la aplicación de la Recomendación ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atun Atlántico) 16-05 que sustituye a la Recomendación 13-04, establece un plan de recuperación plurianual para el pez espada del Mediterráneo.

Dicha resolución dispone que los barcos incluidos en el censo de palangre de superficie que hayan faenado en el Mediterráneo entre 2013 y 2016 y que dispongan de permiso temporal de pesca para ejercer su actividad en la zona, no podrán capturar, retener a bordo, transbordar o desembarcar ningun ejemplar de pez espada durante el periodo que abarca del 1 de enero al 31 de marzo, cada año.

Durante el perí­odo de veda, los buques citados podrán ejercer su actividad pesquera bajo la modalidad de palangre de superficie dirigido a otras especies, previa solicitud y autorización por parte de la Dirección General de Ordenación Pesquera. Asimismo, los buques que dispongan de posibilidades de pesca para la captura de pez espada en aguas del Océano Atlántico, podrán solicitar el cambio de permiso temporal de pesca para trasladarse a esa zona durante la época de veda.

La resolución señala que el incumplimiento de lo previsto en esta resolución será sancionado conforme a lo dispuesto en el Tí­tulo V sobre régimen de Infracciones y Sanciones, de la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marí­tima del Estado, modificada por la Ley 33/2014, de 26 de diciembre.

Las paradas temporales que se efectuen en cumplimiento de las vedas establecidas en esta resolución podrán recibir financiación del Fondo Europeo Marí­timo y de la Pesca.

El texto completo de la Resolución puede consultarse en este enlace