CÓMO DETECTAR EL PESCADO Y EL MARISCO FRESCO

PESCADO FRESCO PESCADO ALTERADO
Aspecto general limpio, brillante, suave al tacto, piel húmeda, color brillante y sin colorantes anormales apagado o desvaído, seco o áspero al tacto, color sin brillo y a veces con tonalidades extrañas especialmente en la zona ventral
Olor a mar, puede variar ligeramente de unas especies a otras, pero nunca es desagradable primero acre, después pútrido y repugnante, hasta nauseabundo
Agallas de color rojo burdeos brillante, separadas sus láminas, limpias, sin limosidad ni olores molestos de color rojo oscuro sucio a marrón oscuro sin brillo, con láminas pegadas entre sí, recubiertas de limosidad mal oliente
Ojos brillantes, limpios, húmedos pero sin limo, salientes, pupila convexa azabache Hundidos (tanto más cuanto mayor es la alteración), sucios, con una limosidad blanco-amarillenta y mal oliente, pupila hundida, decolorada y hasta blanco lechosa si la alteración está avanzada
Carne firme y elástica, fuertemente adherida a las espinas y por tanto difícil de separar de las mismas. Al presionarla no se marcan las impresiones de los dedos. Sangre rojo brillante a lo largo de la espina dorsal blanda y flácida, fácilmente desprendible de las espinas. Se marcan las impresiones digitales al presionar, desapareciendo tanto más lentamente cuanto mayor es la alteración. Sangre bajo la espina dorsal de color pardo a chocolate
Pared del vientre integra y firme. Internamente de color blanco o blanco azulado a veces lesionada, blanda y de color pardo a marrón oscuro
Vísceras integras, separadas, brillantes y húmedas. Sin olor desgarradas en parte, adheridas, con contenido intestinal extendido por el vientre, de color apagado, con mucosidad blanco-amarillenta y olor repugnante